«Salvaje» CHERYL STRAYED.

«… caminar durante kilómetros sin más razón que ser testigo de la acumulación de árboles y praderas, montes y desiertos, torrentes y rocas, ríos y hierba, amaneceres y puestas de sol. Era una experiencia poderosa y fundamental.»

En 1995, Cheryl, una jóven de 26 años acude a una tienda de actividades al aire libre para comprar una pala plegable. No pasa por su mejor momento. Desmoralizada y confusa tras la muerte de su madre, se ha divorciado y ha comenzado a coquetear con las drogas. Mientras espera en la cola para pagar, descubre una guía sobre el Sendero del Macizo del Pacífico (o Pacific Crest Trail, PCT), una ruta de miles de kilómetros a través de la Naturaleza salvaje y uno de los tres caminos que componen la Triple Corona del Senderismo en Estados Unidos.

De forma casi espontánea decide recorrer el sendero. No tiene experiencia en montañismo pero cree que será una oportunidad para pensar en su vida, un desafío con el que volver a recuperar su fuerza.

Así, un día se planta en el desierto de Mojave y comienza a andar el PCT. Carga con una pesada mochila llena de objetos innecesarios, casi tan grande como ella, y a la que acabará poniéndole un nombre: Monstruo. Desde el primer momento la caminata es una tortura, se dice a sí misma que no tiene miedo, pero comienza a preguntarse por qué se ha metido en eso.

«¿Cómo iba a acarrear una mochila a lo largo de dos mil kilómetros por escabrosas montañas y áridos desiertos si no podía desplazarla siquiera dos centímetros en una habitación de motel con aire acondicionado?»

La escritora estadounidense Cheryl Strayed nos cuenta en Salvaje, sus vivencias recorriendo el PCT a lo largo de miles de kilómetros y cruzando los estados de California y Oregon. Intercala el relato de su travesía con el de su vida hasta ese momento. Nos habla, con sinceridad y a veces con crudeza, de los acontecimientos, traumas y decisiones que la han llevado hasta ese punto. A lo largo del libro la autora abre su corazón y nos transmite sus sentimientos más íntimos.

Las dificultades con las que se encuentra y para las que no está preparada son numerosas, desde los encuentros con animales salvajes como osos y serpientes, a la climatología. Su sufrimiento físico es enorme, descubre lo inmenso que es el mundo o incluso un simple kilómetro cuando se hace caminando, pero empieza a adaptarse a esa nueva forma de vida.

«Me asombraba que pudiese llevar a mis espaldas lo que necesitaba para sobrevivir. Me parecía extraordinario que mi complicada vida pudiera simplificarse tanto.»

Cheryl conoce a otros senderistas que recorren al PCT y comparte importantes momentos con ellos, pero es en el hecho de caminar sola en la Naturaleza y dormir en una tienda de campaña jornada tras jornada, donde comienza a sentir una sensación de plenitud.

Camina por bosques y cordilleras como la de las Cascadas, en Oregón, y acampa a la orilla de lagos y ríos. Dedica tiempo a leer, su gran pasión. Pero las adversidades no cesan: se desorienta, pierde las botas, se queda sin dinero y también sin agua.

«Era una idiota de tomo y lomo, sí, una idiota que podía morir de deshidratación e insolación, sí, pero al menos estaba en un lugar hermoso y había llegado allí por mi propio pie.»

Sin embargo, a pesar de la dureza del camino y de los momentos de desesperación, continúa adelante. Y paso a paso, obstáculo tras obstáculo, va tomando consciencia de que, en el fondo, el universo hace lo que quiere y es inútil intentar comprender por qué ocurre todo. No hay otra opción que aceptar las cosas y dejarlas estar.

La historia de Cheryl Strayed, llevada al cine en la película Alma Salvaje, es una historia de superación, tanto física como emocional, y una demostración del maravilloso poder sanador de la Naturaleza.

Se suele considerar a los senderos como una metáfora de la vida. De este modo Salvaje es también el relato de una vida, la de Cheryl, que al fin y al cabo es como la vida de cualquiera de nosotros: es sagrada y misteriosa. Es nuestra.

«Gracias —pensé una y otra vez—. Gracias. No solo por la larga caminata, sino por todo lo que me había enseñado el sendero…»

  • Comprar el libro «Salvaje» de Cheryl Strayed en Amazon:

Salvaje - CHERYL STRAYED

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *